Parrilla
No tradicional

FILOSOFÍA

FILOSOFÍA
Le Grill es claramente una parrilla no tradicional. Combina el uso de carnes propias, de primera calidad, con técnicas innovadoras de maduración. Guardamos en nuestra cava mas de 3500 botellas distribuidas en 300 etiquetas y ofrecemos servicio de coctelería de primer nivel.. Utilizamos una cuidada presentación de platos con técnicas de alta cocina. Nos concentramos en un impecable estándar de servicio. Ofrecemos un inigualable espacio cuidando su acústica, iluminación y diseño de vanguardia con las mejores vistas de Puerto Madero. LeGrill es un concepto distinto.

DISEÑO

DISEÑO
El respeto por la antigua arquitectura del edificio fue el origen de la ambientación de Le Grill. Esa reminiscencia fabril aún se trasluce detrás de la sobria y moderna decoración de los diferentes ambientes. La parrilla, que impacta desde la entrada, es el alma de Le Grill.
De ahí en más, la barra y el comienzo de una atmósfera muy agradable que invita a disfrutar.
Como complemento de la decoración del salón, se eligieron materiales nobles en su estado más puro: maderas autóctonas de diferentes tonos, pieles de vidrio y metales con su herrumbre natural. Los colores terrosos y la cuidada iluminación le dan a Le Grill una atmósfera cálida y relajada

CARNES MADURADAS

CARNES MADURADAS
El proceso de maduración de la carne es esencial para lograr su tiernización y concentración en sabor. En LeGrill nos focalizamos en cumplir con este proceso para garantizar que nuestras carnes presenten una calidad única. Por ello todos nuestros cortes tiene como mínimo un período de estacionamiento de 14 días. Maduracion en seco (dry aged). Nuestros cortes de mayor calidad ofrecen esta versión de maduracion. La misma se realiza en nuestra cámara localizada en el subsuelo del restaurant, que garantiza el correcto ambiente de temperatura y humedad. Este proceso dura 28 días y logra una mayor concentración del sabor natural de la carne.
Andrés Porcel
Andrés es Empresario gastronómico, dueño de Chila: el restaurante de alta cocina hace ya 10 años y de Le Grill: la evolución de la parrilla, ambos en Puerto Madero, Buenos Aires.
Desde niño, viajaba con sus padres descubriendo algunos de los mejores restaurantes del mundo. Ahí se fue iluminando su vocación por el buen vivir y desde su juventud sus primeros pasos por la cocina.
Hoy Andrés sigue realizando tours permanentes de actualización gourmet a las grandes capitales gastronómicas proponiéndose llevar las experiencias en ambos restaurantes a un nivel superador de mejora constante.
Estudió Economía en la UADE y aún dedicándose por años al mundo de las finanzas, decidió abocarse por completo a la gastronomía de primer nivel hace mas de 10 años. Inició una actividad plenamente innovadora pero apasionante al mismo tiempo: la de restauranteur e hizo su primer ensayo en Puerto Madero con Chila • Alta Cocina, descubrió a Soledad Nardelli, a quién transformo en su chef ejecutiva, y logró en poco tiempo posicionar a Chila como el restó número uno del país. A partir del consolidado éxito de Chila, Le Grill hereda la misma filosofía de servicio y calidad, nace con la especialidad en carnes maduradas, proponiéndose como único restaurant en Argentina con cámaras de maduración in situ.
Trabaja en colaboración permanente con profesionales interdisciplinarios, y con equipos sólidos y saludablemente longevos, transformando la escena gastronómica porteña en una de primer nivel, bajo su estricta filosofía personal de maximizar la experiencia desde lo mas ínfimo, sin escatimar esfuerzo o inversión.
Andrés hereda de su padre su espíritu de liderazgo y ética empresarial. Su padre Néstor Porcel, fan y presidente del Club Atlético Vélez Sarfield, fue el dueño del Banco de Liniers y fundador de ArgenCard, primera tarjeta de crédito argentina, que fue posteriormente comprada por MasterCard. Este legado puede ser puntapié de una forma de trabajo, franca, sencilla y en búsqueda de calidad constante.
La familia Porcel es también propietaria de un tambo en Cañuelas – parte de la carne que ofrece a sus clientes es ganado propio; logrando para Le Grill un manejo de calidad incuestionable y un control privilegiado en la cadena de valor.
Tanto Chila como Le Grill, reciben varias distinciones fruto del esfuerzo contante de superarse. Andrés es un huésped natural, queriendo significar tanto el que alberga y el que es albergado. Se lo puede ver caminando por cada salón, mirando cada detalle y repensándose como el primer día, replanteándose diariamente si recibiría con gusto lo que cada día ofrecen Chila y Le Grill.
Home